Desde Toy Story (o quizá antes) todos deseamos que nuestros juguetes cobraran vida. Ahora eso es posible, aunque ¡vamos! No del todo, porque no podrán hablar con nosotros, pero gracias a la tecnología y a un equipo de YALE podrás acercarte un poco más a ese sueño.

¿Cómo es posible “dar vida” a los objetos inanimados?

Se trata de la piel robótica creada por los investigadores de la Universidad de Yale, quienes han publicado su trabajo en la revista Science Robotics. Esta piel está hecha de láminas elásticas y ha sido pensada para que los usuarios puedan convertir cualquier objeto inanimado y de uso cotidiano en robots. Aunque sus propósitos son mayores, porque incluso podría ser de gran ayuda para los astronautas.

Robotic Skin

El proyecto lleva por nombre “Robotic Skin” y su desarrollo estuvo a cargo de Rebecca Kramer-Bottiglio, profesora asistente de Ingeniería Mecánica y Ciencia de los Materiales. Aunque aún no está muy claro cuáles son sus fines específicos, aclara que podría utilizarse para diversas tareas tales como robots de búsqueda y rescate y también tecnologías portátiles. Lo más innovador de este proyecto es que su desarrollo no ha sido pensado con un fin específico.

¿Cómo funciona?

En el video de muestra podemos observar a un caballo de peluche que mediante las telas (en este caso spandex) adquiere movimiento. También hicieron pruebas en distintos materiales flexibles, incluyendo un cilindro blando que podía arrastrarse y moverse como una oruga. Robotic Skin funciona con tiras de válvulas de aire electrónicas que se comprimen sobre el objeto mientras que los investigadores controlan de manera remota las pieles, apretando en partes específicas y logrando que “cobre vida”.

De esta forma, pueden manipular los objetos de distintas maneras para darles movimientos personalizados. La piel robótica también fue probada sobre un tipo de camiseta con el fin de mejorar la postura de la espalda quien la utiliza.

Grandes posibilidades

Aunque los robots suelen ser construidos buscando un único fin, la diferencia con esta robotic skin es que quienes la utilicen pueden crear robots de forma particular. Lo que quiere decir que este invento tiene múltiples posibilidades. La experta señala que además permite que se realicen movimientos más complejos.

Explica que la idea le vino a la mente cuando hace unos años la NASA solicitó dispositivos robóticos blandos. Este proyecto se diseñó en sociedad con la NASA por su naturaleza multifuncional para permitir a los astronautas realizar distintas tareas utilizando un mismo dispositivo.

Conclusiones finales

Rebecca Kramer-Bottiglio afirma que las pieles robóticas se pueden utilizar sobre cualquier objeto que puedas imaginar y con ello convertirlo en un robot que tenga un propósito. La piel en sí misma no tiene un uso particular, lo que la hace única es la posibilidad de darle movimiento al objeto que rodea.

Crearon la piel robótica haciendo hincapié en la multifuncionalidad y la exploración del espacio, donde todo suele ser impredecible.

Las posibilidades con este invento son muy amplias y a pesar de que se hizo con miras de realizar avances para la exploración fuera del planeta ¿por qué no usarlo para tener tu propio robot en casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.