¿Imaginas cómo sería que un robot cuidase de tus plantas? Esta tecnología ya está disponible y, aunque recuerda en gran medida al pokemon Bulbasaur, la realidad supera a la ficción. En el contenido de hoy voy a contarte todos los detalles.

¿Por qué un robot para cuidar de las plantas?

Hace cosa de un año. el conocido robotista Sun Tianqi decidió modificar el robot hexápodo que comercializa su empresa (Vincross) para que pudiese llevar una maceta en su “cabeza”. Pero… ¿Por qué haría esto?

Según cuenta en su foro, lleva desde 2014 trabajando en el concepto de “compartir la tecnología humana con las plantas”. Fue en este año cuando acudió a ver una exposición de girasoles que le marcaría profundamente.

En la exposición llamó su atención un girasol muerto cerca de un terreno de girasoles sanos. La flor muerta estaba en un lugar que siempre estaba en la sombra. No tenía idea de cómo terminó allí o por qué murió, ya sea por la falta de luz solar o de agua, pero estaba allí, y estaba muerta.

Fue entonces cuando Sun Tianqy sintió lástima por esa flor que, si se se hubiera podido mover un poco a tan solo unos metros fuera de la sombra, hacia donde estaban los otros girasoles, habría vivido sanamente. Al darse cuenta de esto, el ingeniero decidió tomar acción y desarrollar algo que impidiera que más flores muriesen de esta forma.

Llevar a las plantas más allá gracias a la tecnología humana

Algo que me llama mucho la atención de este proyecto, que enseguida paso a detallarte, es la reflexión que hace este creador de robots sobre que las plantas son pasivas. Eternamente, inexplicablemente pasivas. Lo cierto es que no importa si están siendo cortadas, mordidas, quemadas o arrancadas de la tierra, o cuando les falta la luz del sol, el agua, o si están demasiado calientes o frías, se quedarán quietas y se “tragarán” lo que les está sucediendo. Podría decirse, dice Sun Tianqi, que “Tienen el menor grado de libertad entre todas las criaturas de la naturaleza.”

Pero él lo ve desde el punto de vista de un ingeniero, y afirma que esta “es simplemente la configuración predeterminada que la naturaleza le da a las plantas”. Y de hecho explica que cada vida tiene su propia configuración predeterminada, incluidos los seres humanos.

Los humanos no estamos hechos para ir a las profundidades del océano y explorar sus maravillas; ni estamos destinados a volar a los cielos para tener las nubes debajo de nuestros pies. Tampoco estamos destinados a aterrizar en la luna para ver el planeta azul desde su superficie. Y él afirma que durante millones de años, los humanos han estado siguiendo su configuración, y no fue hasta el siglo pasado que comenzamos a romper esas leyes. Inventamos submarinos, aviones y el Programa Apollo, esencialmente para ayudándonos a romper nuestra configuración predeterminada.

Sin embargo, según explica, durante miles de millones de años, las plantas nunca han experimentado movimientos de ningún tipo, ni siquiera el movimiento más simple. Durante toda su vida, se quedan donde nacieron. ¿Desean romper su propia configuración o tienen una tendencia hacia esto? Si los seres humanos siempre intentan romper los ajustes predeterminados con la tecnología, ¿Qué hay de las plantas?

Sun Tianqi no sabe la respuesta, quizás nadie lo sepa, pero a él le gustaría tratar de compartir algo de esta tendencia humana y su tecnología con las plantas. Con una base robótica, las plantas pueden experimentar movilidad e interacción. Y eso es lo maravilloso de este proyecto.

¿Cómo funciona exactamente?

Esta maceta robótica está montada usando un Vincross HEXA estándar como base. Sobre él construyó una “maceta” de doble capa, que reemplazó el caparazón del HEXA. La planta que alberga el prototipo es una Echeveria ‘Hakuhou’, un tipo de planta suculenta.

Pero no es simplemente una maceta con patas, ya que tiene algunas características muy interesantes que paso a detallarte a continuación:

“Caza” la luz del sol cuando lo necesita

Para que tu planta no muera como aquel girasol, este robot es capaz de corretear por tu casa en busca de la luz del sol, para que tu planta la aproveche. 

 

Gira para que el sol le de a toda la planta

Además, esta maceta robótica es capaz de girar sobre si misma para permitir que el sol bañe toda la planta.

 

Se mete en la sombra cuando se tiene que enfriar

Demasiado sol también es malo, ya que puede dañar a la planta. Sin embargo no es problema ya que este robot, cuando detecta un exceso de calor, huye a refugiarse a la sombra.

 

Es capaz de jugar contigo

Como si de una mascota se tratase, este Bulbasaur mecánico es capaz de jugar contigo e interactuar de distintas formas.

  

 

Baila cuando es feliz

Pero ¿Cómo saber si todo va bien con la planta? Sencillo: Tu robot estará bailando de pura felicidad.

 

Te avisa cuando le falta agua

Y por último, si algo va mal con la planta (como que te has olvidado de regarla) lo notaras visiblemente preocupado.

 


Espero que te haya gustado tanto como a mi este concepto de maceta robot. ¿Ya lo conocías? ¿Querrías algo así para tus plantas? Házmelo saber en los comentarios, y no olvides compartir este contenido en tus redes sociales para que llegue a más personas.

¡Por cierto! Si quieres conseguir las semillas de la Echeveria ‘Hakuhou.’, las tienes aquí para comprar online, así como algunos libros sobre cómo cuidarlas ¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La versatilidad del ebook

1 agosto, 2018